domingo, 18 de mayo de 2014

Para la viuda de De Benedetti, el juez Manlio Martínez estuvo directamente implicado en el asesinato

Liliana Montanaro prestó declaración ante el TOF de Tucumán por videoconferencia

Tucumán.- Una testigo del juicio oral por el crimen del militante Osvaldo De Benedetti, cometido en 1978, declaró que "fue muy difícil vivir en la clandestinidad" durante esa época y resaltó que "siempre éramos perseguidos". El Tribunal Federal Oral (TOF) retomó ayer las audiencias con otra extensa jornada que incluyó el testimonio de Liliana Montanaro, esposa y madre de los hijos de De Benedetti, quien contó cómo fue su relación con la víctima, a quien conoció en su época de
estudiante universitaria. "A Osvaldo lo conocí en la militancia, en luchas estudiantiles y en las luchas contra la Guerra de Vietnam", contó Montanaro y señaló que "a pesar que nuestra situación como militantes era muy riesgosa, decidimos tener dos hijos, el mayor, Pablo, nació en la cárcel y el menor, Gabriel, nació en Tucumán, pero tuvo que ser inscripto en Santa Fé a raíz de la represión".

"Nuestra vida fue muy difícil en la clandestinidad, siempre éramos perseguidos,pero a pesar de ello tratábamos de que nuestros hijos la pasaran lo mejor posible", remarcó a través de una videoconferencia. "Cuando Osvaldo fue detenido en septiembre de 1974 en Tucumán, yo no estaba con él porque en ese momento vivía en Rosario, en la clandestinidad, con mis dos hijos, así que me enteré por la radio que había sido detenido en un allanamiento en Tucumán", agregó.
  
"Nosotros habíamos quedado en encontrarnos en Tucumán y no pudo ser. Eso fue lo que nos salvó la vida, a mí y a mis hijos", contó en su relato y recordó que "una vez detenido, no lo volví a ver porque jamás pude visitarlo y tampoco me dejaron mandarle carta argumentando que no estábamos casados".

"A Osvaldo le armaron una causa judicial por asociación ílícita", indicó la mujer y señaló que "el Juez que intervino fue Manlio Martínez, quien desde mi punto de vista estuvo directamente implicado en el asesinato ya que era el brazo civil de los militares".

Por su parte, Bernardo Lobo Bugeau, abogado de organismos de derechos humanos, señaló que "Montanaro es una testigo clave, ya que fue la compañera de De Benedetti, con quien además mantenían una militancia común en el Partido Revolucionario de los Trabajadores". "Ella dio detalles del peligro existente que tenían los militantes de organizaciones revolucionarias y de toda la complejidad que implicaba tomar contacto con su compañero una vez que fue detenido", indicó. Lobo Bugeau le explicó a Télam que "ella conoció la búsqueda que efectuó la familia en los sucesivos traslados que padeció la víctima que culmina con el asesinato de De Benedetti".

El TOF dispuso el pase a cuarto intermedio hasta la semana próxima cuando se realizará una nueva audiencia del juicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada