lunes, 4 de julio de 2016

Juicio Operativo Indendencia: Víctima sobreviviente oyó nacimiento de un bebé en cautiverio

Un testigo que declaró ayer en el megajuicio "Operativo Independencia", que se realiza en Tucumán por delitos de lesa humanidad cometidos en 1975, aseguró que mientras estuvo detenido escuchó que "fusilaban a personas" y un día sintió los gritos de una mujer que pedía que le mostraran al bebé que había dado a luz en cautiverio.

Los magistrados escucharon los testimonios de Roberto Jorge y Juan Eduardo Liacoplo, dos hermanos que fueron secuestrados durante 1975. Ambos vivían en Lules, ciudad ubicada a 30 kilómetros al sur de la capital provincial, y al hablar ante el tribunal contaron que “nuestra pesadilla comenzó el 7 de febrero, cuando la Policía y miembros del Ejército Argentino irrumpen en nuestra casa familiar”.

Jorge Liacoplo contó que fue alojado en la Escuelita de Famaillá (primer Centro Clandestino de Detención identificado por la Conadep), donde "había sesiones de tortura todas las noches y se escuchaban gritos de dolor”.

Liacoplo aseguró que mientras estaba en ese lugar "fusilaron personas" y recordó que "un día sentí un nacimiento en cautiverio y luego los gritos de una mujer pidiendo que le mostraran al bebé".

Juan Liacoplo señaló que había participado en el Tucumanazo y que se presentó ante la citación porque no tenía nada que esconder y porque lo amenazaron con que iban a volver a buscarlo.

"Una vez en el Ingenio me vendaron los ojos y me ataron las manos y los pies", indicó y agregó que "sentí que había otras personas pero no pude ver quiénes eran".

"Luego nos subieron como bolsas a un camión y nos llevaron a otro lugar", indicó y señaló que tiempo se enteró que era la Escuelita de Famaillá. “Ahí empezaron los interrogatorios y cada vez que eso sucedía recibíamos golpizas y usaban picanas", expresó.

Los hermanos Liacoplo coincidieron al señalar que cuando les devolvieron la libertad, sus vecinos le tenían miedo y tuvieron que romper los lazos con la gente porque estaban mal visto y tuvieron que abandonar su pueblo natal para irse a vivir a otro lado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada