viernes, 15 de marzo de 2013

Megacausa Jefatura II - Arsenales II-

 "Me diezmaron la familia"

Expresó en su testimonio María Alejandra Ponce, hermana de Horacio Ponce, detenido desaparecido en junio del 77 e hija de la pianista Mirta Raia. También declaró Pancho Vieccho, esposo de Rosa Quinteros, quien aseguró que el padre “Pepe” impedía la tarea y acción social organizada por los cristianos del pueblo para el progreso de los pobres.

Jornada cargada de duros y trágicos testimonios.  


El primer testigo fue Pancho Vieccho, esposo de Rosa Quinteros, detenida desaparecida el 11 de mayo de 1976, mientras él era preso político. Lo condenaron por la ley de seguridad nacional 20.840 a 7 años de prisión desde el 74 al 81. A Rosita la conoció siendo seminarista y compartían la militancia en el movimiento tercermundista, en la J.O.C. y Montoneros.

Rosa aparece en la lista aportada por el testigo Clemente como DF, y según el testimonio de Juan Martín fue fusilada. Así ordenó la comunidad informativa (inteligencia cívico-militar) estando en cautiverio en jefatura de policía. Pancho dijo que conoció al cura Mijalchik, quien estaba ligado a los sectores de la ultra derecha católica, que impedía la tarea y acción social organizada por los cristianos del pueblo para el progreso de los pobres.

También sostuvo que conoció a los curas Gervan y Cabrera ("el cura gaucho") porque organizaban el movimiento de curas y laicos tercermundistas.

Uno de los testimonios más valientes fue el María Alejandra Ponce, hermana de Horacio Ponce, detenido desaparecido el 22 de junio de 1977 e hija de la pianista Mirta Raia, asesinada hace dos meses en un episodio relacionado con la inseguridad.

Ponce expresó "que le diezmaron la familia. Mis primos Fernando y Constanza Curia también desaparecieron; mi madre durante la dictadura no pudo tocar más el piano". Mirta recién se volvió a presentar en el San Martín entrada la democracia, en el 85'.

Sobre el asesinato de su madre opinó que no tiene que ver con el juicio de lesa humanidad, sino con ver con la inseguridad ciudadana.

También declararon el doctor Ricardo Somaini, sobre la desaparición de su hijo Ricardo, el 22 de abril de 1976, secuestrado de su casa, y con posterioridad todo el grupo del Gimnasium: Víctor Moreira, Gustavo Santillán, Ricardo Luis Salinas, todos militantes del G.E.T. Grupo Evolución Tucumán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada