martes, 3 de mayo de 2016

Operativo Independencia : comienza el juicio más grande por delitos de lesa humanidad

Se espera que las audiencias se desarrollen desde el jueves y se extiendan durante al menos un año. Se abordarán 270 casos por diferentes delitos. Operativo Independencia reúne la mayor cantidad de víctimas que llega a la sala del TOF .
  
SALA DE AUDIENCIAS. El Tribunal Oral Federal aguarda la causa más grande que abordará hasta el momento por delitos en la última dictadura. 
Al menos por un año, la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal (TOF) será el escenario en el que se escudriñará el Operativo Independencia (OI), la incursión militar que ocupó parte de la provincia en 1975. 

El secretario del TOF, Mariano García Zavalía, confirmó que el debate en el que se juzgará a 20 ex miembros de las fuerzas de seguridad por delitos de lesa humanidad contra 270 víctimas comenzará el jueves, a las 9. Será el expediente más grueso que llega a juicio, en cantidad de casos. En la megacausa “Arsenales II-Jefatura II” había 215 afectados. Las audiencias se concretarán todos los jueves y viernes desde entonces. Para presenciarlas sólo hay que ser mayor de edad y presentarse con el DNI en Chacabuco 125. 

García Zavalía consignó que la mitad de los sospechosos estará en la sala. La otra mitad, en tanto, seguirá el proceso mediante el sistema de videoconferencia desde diversos puntos del país. 

El tribunal está integrado por los mismos jueces que intervinieron en la megacausa “Arsenales II-Jefatura II” (2013): Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Juan Carlos Reynaga.

Imputados

Los imputados son el multicondenado Roberto “El Tuerto” Albornoz, Ricardo Sánchez, Luis Armando De Cándido, Jorge Lazarte, Ramón Jodar, Miguel Ángel Moreno, Pedro Rojas, Pedro López, Enrique José Del Pino, Jorge Gerónimo Capitán, Alfredo Svendsen, Francisco Camilo Orce, José Luis Figueroa, Néstor Castelli, Julio Meroi, Omar Parada, Enrique Bonifacino, José Roberto Abba, Manuel Rubén Vila y Pedro Casiano Burtnik. 

Al menos seis de ellos fueron condenados en los juicios anteriores. Fuentes judiciales consignaron que se espera que con las audiencias ya en marcha nuevos imputados se sumen al juicio. Esta situación es controvertida por las defensas.


Se juzgarán delitos cometidos contra 270 ciudadanos
La megacausa concentra denuncias por delitos de violación de domicilio, privaciones ilegítimas de la libertad, torturas, abusos sexuales y homicidios contra 270 personas. Muchas de las víctimas permanecen desaparecidas. De acuerdo consta en los expedientes, en el conjunto de afectados hay obreros de fábricas; jornaleros del interior y sus familiares; dirigentes sindicales; comerciantes; empleados públicos; profesionales; estudiantes; militantes de diferentes partidos y miembros del ERP o Montoneros. “De la investigación surgiría con claridad que los sectores de población principalmente perseguidos y lesionados durante la vigencia del Operativo Independencia, fueron aquellos vinculados con la industria azucarera, la actividad rural, la dirigencia sindical y con la defensa de los derechos de los sectores más desprotegidos”, concluye el juez Daniel Bejas en la elevación a juicio. 

El decreto que desencadenó la incursión militar en la provincia
El 5 de febrero de 1975, la presidenta Estela Martínez de Perón firmó el decreto que ordenó al Ejército iniciar el Operativo Independencia. La determinación, puesta en marcha días después durante el gobierno constitucional, desató en la provincia un violento plan sistemático de exterminio de opositores mediante el terrorismo de Estado y con la complicidad de factores de la sociedad, de acuerdo con la acusación del Ministerio Público Fiscal.
A cargo del plan estuvo en un primer momento Acdel Edgardo Vilas y luego, Antonio Domingo Bussi. Tucumán fue un “tubo de ensayo” de las prácticas represivas y de terror que se extenderían a todo el país después del Golpe de Estado de mayo de 1976, según consta en el expediente.
Entre los principales ejes de las defensas de los imputados estará el hecho de que los hechos se dieron por orden de una Presidenta. 

Los expedientes: la primera denuncia fue en 2004 y se fue alimentando hasta ser un megacaso
La causa se había iniciado mediante una denuncia particular el 2 de agosto de 2004, por los hechos que perjudicaron a Néstor Zurita y María Rosa Zurita. En octubre de 2004, se había presentado la primera ampliación de requerimiento de investigación por las víctimas Antonio del Carmen Rivadeo. En mayo de 2005, la Fiscalía presentó un listado de 311 presuntos imputados en los hechos. Las ampliaciones se sucedieron hasta que en octubre de 2009, la Fiscalía pidió una nueva ampliación de requerimiento vinculada al universo procesal indicando como causas conexas 183 causas individuales, solicita se recaratule la causa como “Operativo Independencia”. En diciembre de 2011, se solicitó una nueva ampliación de requerimiento imputando un total de 269 casos investigados, e identifica como imputados a un total de 120 personas

Juicio número 12: la segunda megacausa por delitos de los 70’ que se celebrará en el TOF
El de la megacausa Operativo Independencia es el 12° juicio por delitos de lesa humanidad que se celebra en el Tribunal Oral Federal (TOF) local. El primero había sido “Vargas Aignasse”,  en 2008, por la desaparición forzada del ex senador provincial Guillermo Vargas Aignasse.  Fueron condenados entonces  Luciano Benjamín Menéndez (perpetua) y Antonio Bussi (perpetua). 
Dos años después se concretó “Jefatura I”, el primero que reunió varias causas. En 2011, en tanto, hubo dos:  “Romero Niklison”  y “Aguirre-Weiss”. 
En 2012 se juzgó a un ex comisario por el caso  “Emma del Valle Aguirre”. En 2013 hubo dos sentencias. La de la primera megacausa, “Arsenales II-Jefatura II”-el juicio duró un año-, y la de “Toledo de Ygel” (por las tierras de Capitán Cáceres). En 2014 hubo también dos por casos particulares: “De Benedetti” y “Cantos”.

El diario de Vilas: las anotaciones del primer líder del operativo están entre las pruebas
Acdel Vilas, comandante de la Brigada de Infantería con asiento en Tucumán, fue el encargado de liderar la primera etapa del Operativo. Llevó un diario de campaña en el que reivindicó el accionar de las Fuerzas Armadas y reconoció la comisión de delitos. Los escritos forman parte de las pruebas de la megacausa. “Sostenemos la necesidad de combatir hasta las últimas consecuencias las causas de la subversión, asumiendo como impostergable la acción armada, bien que proyectándola hacia los demás ámbitos de la vida colectiva. Queda expuesto, pues, el carácter imprescindible de que esa lucha integral sea liderada por las FF.AA. Ahora bien, con igual firmeza afirmamos que no basta una estrategia militar al estilo clásico”, había escrito. En otro pasaje, sostenía que entre el 1 de octubre al 2 de diciembre de 1975 “las bajas enemigas fueron aproximadamente de unos 40 o 50 subversivos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada