domingo, 22 de septiembre de 2013

Andhes denuncia y repudia actos intimidatorios a sus querellantes en el Megajuicio

Cerca del final del sexto juicio por delitos de lesa humanidad en la provincia de Tucumán, un proceso penal con todas las garantías, desde andhes hacemos público y repudiamos actos con claros fines intimidatorios contra nuestros letrados querellantes, por parte de quienes se resisten al avance de la verdad histórica y la justicia en torno a los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el terrorismo de estado en nuestro país.

El día 4 del corriente, la Dra. Valentina García Salemi fue víctima de un robo, de particulares características, en su domicilio particular; mientras seis días después se produjo una clara intimidación telefónica recibida por la familia del letrado Daniel Weisemberg, ambos querellantes de andhes en la Megacausa “Jefatura II-Arsenales”que se desarrolla en nuestra provincia.

Los hechos fueron debidamente denunciados y la justicia se encuentra investigando, así como también ha tomado cartas en el asunto el Tribunal Oral Federal de Tucumán,en aras de garantizar el libre ejercicio de la profesión por parte de querellantes en juicios de lesa humanidad.

La grave situación que hoy denunciamos, denota la importancia de profundizar debates democráticos hacia adentro de las instituciones de seguridad. En particular lo acontecido  refleja la presencia en la actualidad de células anacrónicas, pero aún vigentes, que mediante prácticas propias de esquemas ilegales y del terror, pretenden evitar los contundentes avances en materia de investigación y juzgamiento de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por la última dictadura cívico-militar.

No es la primera vez que situaciones como estas se presentan en el marco de procesos de juzgamiento de la dictadura genocida que se llevan adelante a largo del país. De allí,remarcaron desde andhes, la importancia procesal y objetiva de la prisión preventiva como modalidad cautelar y de la cárcel común a todos aquellos que resulten condenados en estos juicios. En este contexto, finalizaron desde la ONG, estos acontecimientos no pueden sino entenderse como intentos vanos de frenar y obstaculizar el desarrollo de los juicios, la construcción colectiva de la memoria y el descubrimiento de la verdad histórica que se produce paso a paso en cada fosa hallada, con cada resto identificado y en cada restitución a su familia de quienes durante más de 37 años permanecieron como desaparecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada