miércoles, 13 de febrero de 2013

Causa Arsenal y jefatura de Tucumán: declara la Familia de Enrique Campos ex intendente de Aguaray

Este jueves 14 de febrero, en la ciudad de San Miguel de Tucumán,  a partir de las 9 de la mañana  declararan Lelia Gómez de Campos y  Licia Campos, esposa  e hijas de Enrique Campos. En el marco del proceso se encuentran acumuladas las causas Arsenal Miguel de Azcuénaga y Jefatura de Policía. Se juzga a 41 imputados, por crímenes en perjuicio de 235 víctimas, este juicio oral y público que dio inicio el 12 de noviembre del 2012.

Enrique Campos, nació el 18 de mayo de 1944. En el norte salteño pasó su infancia y juventud, conocido como "el asmao", se destacó por sus condiciones para el deporte y por su gran sensibilidad social. Se enamoró de Lilí y juntos formaron una familia con sus 5  hijos.
Siempre perseverante trabajó y estudió; desempeñándose como jefe de supervisión de seguridad industrial en Y.P.F. Concretó sus estudios secundarios como perito mercantil y obtuvo su titulo de Asesor en Seguridad Industrial  otorgado por la O.E.A.

Abrazó la causa popular  y su compromiso lo llevó a ser un reconocido militante de la Juventud  Peronista.  En 1973, asumió como Intendente del municipio de Aguaray, Departamento San Martín de la provincia de Salta, en el mandato del Dr. Miguel Ragone (único Gobernador desaparecido de la República Argentina) con el compromiso de producir las transformaciones que debía realizar el gobierno votado por la mayoría popular. Desde entonces fue perseguido políticamente, aún antes de la intervención federal al gobierno provincial, decretado durante la presidencia de Isabel Martínez de Perón en noviembre del 74'.    En el contexto de una exacerbada persecución política; la desaparición forzada y ejecutoria de compañeros de la región; el acoso de las fuerzas de seguridad, en la vía pública y numerosos allanamientos a su domicilio, ante un anunciado e inminente secuestro, se  vio obligado a dejar su hogar y su pueblo.

El 21 de julio de 1977, a la edad de 33 años, fue secuestrado en las inmediaciones del Río Salí Provincia de Tucumán donde vivía en la clandestinidad con su familia. Según Informe de la Comisión Bicameral Investigadora de las violaciones de los Derechos Humanos en la Provincia de Tucumán (1974-1983) figura un testimonio el cual lo nombra como persona vista en el centro clandestino de detención de la Jefatura de Policía de Tucumán.
Testimonio de David Cejas
 “Campos fue militante de la Juventud Peronista. Un gran hombre, el único que conozco que donaba la mitad de su sueldo y con lo que le quedaba, nunca llegaba a fin de mes. Eso lo viví en carne propia porque mi papá era secretario de Gobierno de Enrique”, comentó, Cejas.
En este sentido, resaltó que “fue el primero en instalar una escuela de enfermería hecha y operada por los propios aborígenes en el norte de la provincia de Salta. Ha luchado contra la explotación maderera por lo que se ganó muchos enemigos que le han hecho denuncias falsas por atentados que nunca cometió”.
Siguió relatando que “cuando se realiza la intervención de Salta en el año 1974 empezó el infierno. Se pone al escribano José Alejandro Mosquera -discípulo deAlberto Otalagano- como gobernador. Éste nos hizo muy difíciles los años hasta la desaparición de Campos, porque escribíamos sobre él”.
Asimismo, el periodista berissense sostuvo que “se presume que Enrique estuvo vivo tres días, y que su cuerpo está en el Batallón de Arsenales Miguel Azcuénaga, en Tucumán”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada