domingo, 4 de agosto de 2013

El dolor de los primos Cantos se revivió en la Megacausa

Durante la audiencia del viernes se abordó el caso de los primos Anabel, Luis, German Cantos, todos desaparecidos. Testimonios que dieron muestra de dolor e indignación. “no se busca venganza, sino justicia y más que justicia, Verdad”, dijo la testigo María de los Ángeles Petra Cantos.

Angélica del Valle Salado declaró ayer en el marco de la Megacausa Jefatura II – Arsenales II por la causa de María Teresa Sánchez. La testigo es catamarqueña, pese a que el viernes falleció su madre, igualmente quiso declarar y contar lo que sabe sobre el secuestro de su prima, ya que estuvo en noviembre de 1976 cuando secuestraron a María, “le decían 'Mori', era maestra especial, estudiaba psicología. Entraron a las 2 de la madrugada como no estaba se quedaron a esperar hasta que regresó”, contó.

Luego prestó testimonio María Isabel Leal, quien trabajaba cama adentro en la casa de 'Mori'. Ambas coincidieron en que los secuestradores se quedaron hasta las 14 del día siguiente esperando a la víctima. Dos de los secuestradores permanecieron en la casa hasta las 20. María no volvió más.

También declaró, por la misma causa, Homero Alberto Sánchez, hermano de María Teresa'. Él llegó a la casa cuando ya la habían secuestrado.

Analía Cortéz, declaró por la causa Anabel, Luis, German Cantos, dijo que en las Termas encontró, en el parque, a un niño de 1 año y medio solo y llorando. Ese bebé era el hijo de Anabel Cantos que fue secuestrada mientras paseaba con su hijo en Santiago del Estero. Analía dejó al bebé en la policía. Esa noche pasó por su casa un señor que dijo ser el abuelo del bebé, se identificó con el apellido Cantos, era el padre de Anabel que se encuentra desaparecida.

Anabel Cantos, desapareció el 19 de noviembre de 1976 tenía 22 años. Era estudiante de Profesorado de Geografía. Era viuda de Hugo Miguel Caldera, militante del PRT-ERP quien fue muerto por el ejército en el operativo Independencia en febrero de 1975.

Anabel fue secuestrada de su domicilio en Santiago del Estero. Fue vista en el CCD Arsenal de Tucumán en 1977.

También por este caso declaró María de los Ángeles Petra Cantos. Su hermano Germán desapareció previo al secuestro de Anabel, mientras hacía la conscripción. La familia recibió la visita del cura santiagueño Serafín quien les dijo que Germán estaba bien, que estaba en Tucumán. Germán estuvo en Arsenal, allí fue visto por Héctor Justo que al salir habló con su vecina, tía de Germán.

"Vivíamos sintiéndonos hasta nosotros peligroso...era otra forma de desaparecer", expresó María de los Ángeles.

Anabel fue vista en Arsenal por Osvaldo Pérez. María de los Ángeles contó que su padre se entrevistó con el jefe de compañía D'Amico quien le  dijo: "no es la primera vez que me hacen esto". María Cantos dejó claro que “no se busca venganza, sino justicia y más que justicia, Verdad”.

Juan Rubén Cantos, declaró por el caso Luis Cantos, vivían juntos en Buenos Aires.

Luis había militado en el PRT en Tucumán. En Buenos Aires trabajaba con la Iglesia tercermundista. Desapareció el 22 de abril de 1977, a los 22 años. Fue secuestrado de su domicilio en Capital junto a Juan Rafael. Fue llevado a Tucumán donde fue visto por el sobreviviente Juan Martín en el C.C.D. Arsenal de Tucumán.

Juan Rubén estaba en el departamento cuando secuestraron a Luis. "Estábamos todos los que vivíamos en el departamento, éramos 5, a todos nos subieron en baúles de autos, nos llevaron a un lugar y nos torturaron. Escuché los gritos de Luis. A mi me dijeron ‘si alguna vez vuelves aquí no sales más’”. Supo que a Luis lo trasladaron en un auto de la SIDE

Juan Cantos es hermano de Anabel. La familia Cantos recibía información que los secuestrados estaban bien, en Tucumán, que 'estaban para salir'.

El testigo Pérez, quien ya declaró, les comentó que un par de gendarmes sacaban cartas del Arsenal. Les dijo también que esos gendarmes, cuando fueron descubiertos, desaparecieron.

En el 2007 supo de la declaración de un gendarme que participó en el secuestro, interrogatorio y fusilamiento de algunos santiagueños. Entre los secuestrados que identificó el integrante la fuerza de seguridad estaba Anabel Cantos, estudiante de geografía, de 20 años.

Antes de finalizar la audiencia el imputado Moore pidió ser tratado al hospital militar, oponiéndose a lo decidido por el Ministerio de Defensa. Dijo que sufre de Parkinson debido al stress de su situación (la de imputado). Mismo pedido hizo Valdivieso.

Fuente: Tucuman Hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada