domingo, 25 de agosto de 2013

Nueva audiencia en el juicio contra represores en el marco de la Megacausa Jefatura II – Arsenales II

La primera testigo en declarar fue Josefa Nicolaza Oliva.
La violaron, torturaron y "dejaron deshecha mi vida"

Dijo en un testimonio escalofriante la testigo víctima Josefa Nicolaza Oliva, quien declaró ayer en el megajuicio contra represores. “Eran unos caníbales, te violaban, te agarraba uno, te agarraba otro y luego otro", relató en forma impactante.

Durante junio de 1976 se encontraba trabajando junto a otras personas en una finca cañera situada en Yacuchina, comuna rural “El Cercado”, Monteros. Al mediodía un grupo de militares ingresaron al lugar efectuando disparos interrogando y golpeando a los presentes y prendiendo fuego a los vehículos que estaban en el lugar. Posteriormente se llevaron detenidos al CCD de Santa Lucía. Allí Josefa Nicolaza Oliva fue brutalmente torturada y vejada por aproximadamente tres semanas. Luego fue trasladada a Jefatura de Policía, donde fue fotografiada y le asignaron un número. Tiempo después Josefa Nicolaza Oliva fue liberada en Monteros.

"Te tiraban arriba de ese camión como si fueras una bolsa de papa", contó sobre lo que padeció en su secuestro. “Eran unos caníbales, te violaban, te agarraba uno, te agarraba otro y luego otro", relató.

Josefa dijo que vio morir a alguien desangrado. También que a una mujer que estaba embarazada la dejaron ciega y cuando dio a luz la mataron. “Si vos hubieras dicho dónde está tu marido no te pasaba esto, le dijo Bussi y le dio un disparo”.

Con aberrante comportamiento los genocidas imputados comenzaron a reírse. La abogada querellante Inés Lugones pidió respeto. Por su parte el abogado defensor Maggio pidió pericias a la testigo.

"Era insoportable el olor a podrido", indicó Josefa en su escalofriante testimonio y agregó “si ustedes me dejaran yo mostraría mi cuerpo para que vean cómo quedé. Dejaron deshecha mi vida", dijo antes de retirarse y ser ovacionada por el público ante testimonio tan impactante.

Otro de los casos que se trató fue el de Joaquín Ariño, estudiante universitario, desaparecido el 3 de junio de 1977. Declaró su hermano Pascual quien aseguró que el imputado, ex policía, Chuchuy Linares le había dado información a sus padres sobre la desaparición de Joaquín. Linarez pidió la palabra, dijo que conoció a Pascual pero que no habló con sus padres.

También se abordó la causa sobre la desaparición de Luis Eduardo Falú, más conocido como "Lucho”, ocurrida el 14 de septiembre de 1976, era estudiante de Historia y militante de Juventud Peronista “fue asesinado por el propio Bussi (general Antonio Bussi) con su puño y con su pistola” según afirmaciones de su hermano José Ricardo Falú ministro de Gobierno de Tucumán en el año 2000, en los fondos del Arsenal “Miguel de Azcuénaga” en Tucumán, en 1976.

Por este caso declaró BM "soy víctima y sobreviviente del terrorismo de Estado", expresó en forma contundente. Contó que en junio de 1976 personas armadas con el rostro tapado ingresaron a su casa preguntando por ella.

Luego habló sobre las torturas que vivió en el CCD del Reformatorio. "Comenzó una experiencia terrible, de sensación de muerte” y añadió “me cuesta hablar sobre esta experiencia. Sobre esta experiencia yo cerré los ojos y bajé una cortina".

Respecto a sus interrogadores reconoció a "uno que se hacía llamar 'Vargas' y otro 'Pablo'”.

BM comentó que mientras estaba secuestrada le mostraron una 'tirilla' con fotos carnet de estudiantes universitarios, miembros del movimiento estudiantil. La obligaron a escribir una carta para su madre que decía que estaba detenida por un 'comando antiterrorista'”.

Antes de liberarla quisieron hacer un pacto con ella: liberarla y llevar a su hermana de 18 años. Ella se negó. Luego le dijeron que no haga denuncia, que no cuente lo que le había pasado, que sería vigilada. Tiempo después la citaron y se encontró en un bar con Vargas. La descripción coincidió con el imputado Varela, quien le hizo preguntas sobre Lucho Falú. Le dijo que vaya a su casa y arme una cita con él.

"Vos, creo que tenés tiempo, andate", le dijo BM a Lucho y éste le respondió que no se iría, que él no tenía militancia, ‘¿por qué me llevarían a mí?’, me respondió”.

En este sentido opinó que "era una presión contra la familia Falú, porque pensaron que los Falú se les habían escapado de las manos".

Por otro lado indicó que en el 'Reformatorio' reconoció la voz de OP, testigo que ya declaró en la causa. "Yo tenía 22 años y muchos sueños, que a pesar de todo no pudieron exterminarlos. Mis hijos y mis nietos quizás no tienen el mismo pensamiento que yo hace 40 años, pero esperan un mundo mejor, yo también”, destacó antes de retirarse entre aplausos.

"Se llevaron a mi tía en camisón y descalza"

Expresó en su testimonio María Mercedes Barrionuevo, sobrina de María Tránsito Barrionuevo. Tenía 31 años. Soltera. Argentina. Ama de casa. Secuestrada el 18 de mayo de 1977.

Mercedes contó que su padre fue preso político. Su tía llevaba adelante la causa de su padre. “En el 1976 fuimos una familia muy señalada", recordó. María Tránsito fue liberada en Tafí Viejo. "Teníamos que ser muy cuidadosos por temor de que pudiera volver a ocurrir".

"Mi suegra nunca más se acostó en una cama porque seguramente su hija no tenía una”

Dijo en su testimonio Amalia Beatriz González de Calabró, por la desaparición de Elda Leonor Calabró, apodada "Petisa” era abogada, tenía 38 años, soltera. Defensora de presos políticos. Militante en el peronismo combativo y auténtico. Secuestrada-desaparecida en la vía pública, en San Miguel de Tucumán, el 15 de junio de 1976.

Amalia contó que el día del secuestro, su esposo fue interceptado en la vía pública y se  llevaron a Elda que permanece desaparecida.

Además relató cómo los padres de Elda “entregaron dinero a todas las personas que les pudieran traer alguna información por mínima que sea".

En otro momento de su declaración dijo "ella desapareció, pero aquí mataron a toda la familia” y añadió "la mamá 'malvivió' esos 9 meses. Era un roble, pero la quebraron".

Tiempo después, por el testimonio de Raúl Elías, supieron que Elda Calabró estuvo detenida en Jefatura de Policía.

Fuente: Tucuman Hoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada